Lo primero que debemos tener en cuenta es que existen muchos factores internos y externos que pueden influir negativamente en el aspecto de nuestra piel. Entre ellos se pueden destacar los siguientes:

    •  Alcohol
    • Tabaco
    • Mala alimentación
    • Escasa hidratación 
    • Exposición excesiva a los rayos ultravioletas

Una mascarilla facial nos ayuda a  hidratar nuestro rostro y eliminar las células muertas de la piel. La mascarilla de aguacate es una gran opción si deseas mantener tu piel joven, luminosa e hidratada debido a que contiene componentes que estimulan el colágeno y dan un aspecto sano.

Primer Paso: Exfoliar

Si no nos exfoliamos, lo que hacemos es aplicar los productos sobre la piel muerta, por lo que resultará más dificil poder ver los resultados de la misma. Ten en cuenta que lo ideal es exfoliar la piel dos veces a la semana.

Segundo Paso: Preparación Mascarilla

-Extrae la pulpa de un aguacate en trozos y ponla en un rencipiente

-Añade el zumo de medio limón y 3 gotas de aceite de oliva

-Mezcla hasta formar una crema homogénea. 

Tercer Paso: Aplicación Mascarilla

Aplica sobre el rostro limpio y deja actuar durante 20 minutos. A continuación, enjuaga bien con agua tibia.

Con esta sencilla mascarilla facial casera recuperarás el brillo de tu rostro nuevamente ¡Anímate y manos a la obra!